Fundación Grupo Norte renueva el convenio de colaboración con el Banco de Alimentos de Valladolid

 

  • La Fundación sufragará con 6.000 euros el alquiler de una de sus naves.
  • La ayuda del Banco de Alimentos llega cada mes a 15.500 personas.

 

Fundación Grupo Norte y el Banco de Alimentos de Valladolid han renovado hoy el convenio de colaboración para sufragar el coste semestral de una de sus naves, que asciende a 6.000 euros. 

Una cantidad que irá destinada a financiar las necesidades de mantenimiento y gestión de las instalaciones de 900 metros cuadrados situadas en el Polígono de Argales de Valladolid, y que sirven para la recogida de alimentos y su posterior distribución a las familias a través de las 135 asociaciones colaboradoras.

El convenio, sellado esta mañana por el presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, Jesús Mediavilla, y por Almudena Fontecha, presidenta de Fundación Grupo Norte, estrecha los lazos entre ambas entidades, que mantienen permanente contacto desde hace 23 años, al mismo tiempo que “reafirma el compromiso de la Fundación con las personas en riesgo de exclusión social”, señala Fontecha.

‘Pobres vergonzantes’

La ayuda económica que ofrece Fundación Grupo Norte contribuirá a que el Banco de Alimentos y su red de voluntarios siga distribuyendo más de 230 toneladas de alimentos al mes entre las 15.500 personas que subsisten gracias a su labor.

A las personas en situación de exclusión a los que atiende mayoritariamente el Banco de Alimentos, que se engloban de forma especial en asociaciones de inmigrantes, Cruz Roja, o Cáritas Parroquiales, se suman cada vez más familias de nacionalidad española de clase media, a las que el paro ha llevado a situaciones límite.

“Cada vez acuden más a nosotros familias cuyos padres y madres tienen más de 45 años, y que se han visto desplazados del mercado laboral por distintas razones. Son los llamados ‘pobres vergonzantes’. Aquellos que les cuesta mucho pedir ayuda y que son más difíciles de identificar. Por eso nos esforzamos en romper estigmas, para procurar que nuestra ayuda llegue de forma efectiva a todo a aquel que lo necesite”, apunta Mediavilla.